marcha-colombia-5.jpg

The story from BBC News:

Colombians hold kidnap protests

Hundreds of thousands of Colombians have staged nationwide protests calling for an end to kidnapping and the civil conflict which has lasted 44 years.

The centre of the capital, Bogota, was closed down as people moved towards the historic Plaza Bolivar, most wearing white or waving white handkerchiefs.

The protests across the country were seen as a rare show of national unity.

The calls for peace were prompted by the killing in June of 11 politicians held by the left-wing Farc movement.

marcha-colombia-4.jpg

The Farc, or Revolutionary Armed Forces of Colombia, said the hostages died when unidentified gunmen attacked the jungle prison camp where they were being held.

President Alvaro Uribe accused the rebels of killing the men in cold blood, saying there had been no military operations in the western Valle del Cauca region at the time.

‘Freedom without conditions’

The demonstrators took to the streets in major cities and small towns throughout Colombia, demanding “freedom without conditions now” for the hundreds of people being held hostage by the Farc.

The former Colombian President, Cesar Gaviria, said the march in Bogota was a “notification to those violent people to prove that this society is united in the fight against kidnapping”.

“We hope everyone in the international community supports this cause in order to eliminate this scourge over Colombian society,” he said.

Appearing in front of the crowds in the centre of the capital, President Uribe greeted the families of those killed by the guerrillas and the relatives of those still held hostage.

The Farc has said it will not release its captives until hundreds of its imprisoned fighters are liberated.

The BBC’s Jeremy McDermott says the government is seeking to channel the national outrage at the killing of the politicians into support for Mr Uribe’s hardline stance against the rebels.

The nationwide protests have revealed the depth of feeling against the rebel killings and the guerrilla war to overthrow the state, but it is unlikely that the Farc will pay any heed, our correspondent says.

marcha-colombia-3.jpg

La historia dicha por Eltiempo.com

Julio 5 de 2007 – 2:30 p.m.
Un grito unánime contra el secuestro se tomó hoy las calles y plazas de Colombia

Marchas, misas, pancartas con mensajes de aliento para los secuestrados, pitos, sirenas y una cadena humana en Bogotá unieron en un solo sentimiento a todos los colombianos.

El clamor central de la protesta masiva de los ciudadanos fue para que las Farc devuelvan los cadáveres de los 11 diputados del Valle asesinados el pasado 18 de junio, después de cinco años en poder del grupo guerrillero.

Las marchas en todas las ciudades del país las encabezaron los familiares de las víctimas de los secuestrados con pancartas, mensajes de aliento, y una sola petición: que devuelvan a todas las personas secuestradas.

En Neiva (Huila) la marcha la encabezaron el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, el director Nacional de la Policía, general Óscar Naranjo y los altos mandos militares.

marcha-colombia-2.jpg

Detrás de ellos, personas con los ojos vendados y encadenados exigieron el acuerdo humanitario. La marcha pasó por el sitio Torres de Miraflores, de donde las Farc sacaron a 16 personas el 21 de julio del 2001.

“Contra el secuestro, por la libertad de los secuestrados, por la entrega, sin condiciones de los cuerpos de los diputados, sin condiciones”, se leía en un pendón gigante ubicado en la fachada de la Gobernación del Valle, de donde partió la marcha en Cali.

En la sede de la Asamblea, el mismo sitio donde fueron sacados por las Farc, hace cinco años los 12 ex diputados del Valle, también se instaló otro pendón gigante con la misma leyenda, solo que finaliza con un ¡No más! y tenía las fotos de las 11 personas que murieron en cautiverio.

En Medellín, la jornada comenzó con coin una misa para pedir la liberación de todos los secuestrados y la entrega sin condiciones de los cuerpos de los 11 diputados del Valle del Cauca, muertos en cautiverio.

Unas cinco mil personas con camisas blancas se reunieron esta mañana en las afueras de la Basílica Metropolitana de Medellín en la eucaristía con la que comenzó la jornada. En la homilía la Iglesia pidió de nuevo que haya acercamiento entre el Gobierno Nacional y la guerrilla con miras a la liberación de los secuestrados.

La marcha la encabezaron el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, en representación del Gobierno Nacional; el gobernador, Aníbal Gaviria; el alcalde, Sergio Fajardo; el cantante Juanes y la medallista olímpica, María Luisa Calle.

En la costa Caribe también predominó el blanco. La gente se dió cita con pancartas en las que se vieron conmovedores mensajes para los secuestrados y fotografías de quienes permanecen en cautiverio.

Las marchas se reunieron en Cartagena, Barranquilla y Santa Marta en celebraciones religiosas. Al mediodía hubo parálisis total y el sonaron pitos y sirenas.

En Bogotá, una gran bandera de colombia se extiendía sobre el costado oriental de la carrera Séptima. Miles de personas se unieron en una gran cadena humana a las 12 del día.

Protesta en Madrid y Washington

Washington, unos cien colombianos se congregaron en la residencia de la embajadora, Carolina Barco, donde un sacerdote ofreció una oración por la liberación de los secuestrados.

Entre los asistentes estaba Julián Hoyos, hermano de Jairo Hoyos, uno de los diputados que murió en poder de las Farc. Hoyos dijo que Colombia tenía que unirse para derrotar a los terroristas que estaban acabando con el país.

Unas 200 personas se reunieron en los jardines de la Casa de América de Madrid (Madrid) para unirse a la protesta. Además de los colombianos, asistieron algunos españoles.

Los presentes guardaron un minuto de silencio y el cantante Andrés Cabas entonó el himno nacional colombiano. Se apostaron velas en varias hileras alrededor del jardín, además de las que portaban los participantes.

Vicepresidente teme que no devuelvan los cadáveres

Aunque los colombianos esperan que esta protesta sirva para que las Farc devuelvan los cadáveres de los diputados, el Vicepresidente manifestó a primera hora de la mañana su temor de que no ocurra así porque se demostraría que los mataron a sangre fría.

“Yo creo que hubo un error no se de qué dimensiones y los asesinaron a sangre fría, y ahora están buscando una disculpa”, dijo Francisco Santos.

El Vicepresidente apoyó su opinión en el hecho de que veinte días después de la muerte de los 11 diputados del Valle, las Farc no han devuelto los cadáveres.

marcha-colombia.jpg

“Mucho me temo que no los vaya a devolver”, dijo Santos, al asegurar que “si los devuelven todos los colombianos nos vamos a dar cuenta que fue un asesinato sin absolutamente ninguna provocación”.

Santos reiteró la posición del Gobierno en el sentido de que no hubo operativos ni acciones militares que provocaran a la guerrilla de las Farc en el caso del crimen de los diputados.

Advertisements